COMPARACIÓN DEL PERFIL FISIOLÓGICO: INDURÁIN vs ARMSTRONG vs FROOME

A raíz de las especulaciones surgidas en torno a Chris Froome y su espectacular rendimiento durante el pasado año, el británico y su equipo el Team Sky han hecho públicos los datos fisiológicos registrados en la prueba de esfuerzo a la que se sometió el ciclista el pasado mes de agosto en el Human Performance Lab de los laboratorios GSK (Bell et al, 2015). De esta forma buscan demostrar las capacidades naturales del deportista despejando las dudas acerca de su posible implicación en dopaje.

No es el primer ciclista profesional sobre el que se publican los valores recogidos en una prueba de esfuerzo, ya que también pueden encontrase en la bibliografía científica los datos obtenidos por ciclistas de la talla de Miguel Induráin en su preparación para el record de la hora (Padilla et al, 2000) o los datos de Lance Amstrong en pruebas realizadas cuando tenía entre 21 y 28 años (Coyle, 2005).

En el presente gráfico se exponen los datos fisiológicos de tres de los ciclistas más conocidos y galardonados de los últimos tiempos: Miguel Induráin, Lance Amstrong y Chris Froome.

fissacR

Uno de los factores mostrados es el VO2máx, es decir, la capacidad del organismo para transportar y consumir oxígeno. Aunque está en gran parte limitado por la genética, el entrenamiento puede producir mejoras en este valor. Otras estrategias como el dopaje con EPO se muestran eficaces para aumentar la capacidad de transportar oxígeno y, por tanto, de aumentar el VO2máx.

En este caso vemos como, al relativizar el consumo de oxígeno de cada sujeto por su peso, Froome sería el ciclista con el mayor potencial fisiológico (85 ml/min/kg). Respecto al VO2máx de Amstrong en las pruebas registradas el mayor valor encontrado fue de 81,2 ml/min/kg cuando tenía 22 años. Sin embargo, curiosamente no tenemos datos de su VO2máx entre los años 1999 y 2011 cuando quizá era superior. Por otro lado, los datos de Induráin encontrados en su preparación para el record de la hora cuando tenía 30 años son menores (79 ml/min/kg) que los de los dos ciclistas ya mencionados.

En el gráfico encontramos también la máxima potencia que estos ciclistas son capaces de generar cuando se encuentran a intensidades equivalentes a su consumo máximo de oxígeno (Wmáx). No tenemos datos del WMáx que Amstrong generaba en las pruebas de esfuerzo realizadas por Coyle (2005) hasta 1999, y mucho menos de su capacidad en los años posteriores. Sin embargo, sí podemos comparar los datos de Froome y Amstrong, siendo el Wmáx del británico mayor que el del español (7,51 y 7,06 W/kg respectivamente).

Otro factor de gran importancia en ciclismo es la potencia que el sujeto puede generar en una intensidad equivalente a su umbral anaeróbico (concepto similar al FTP), ya que ésta sería una potencia sostenible durante aproximadamente 40 minutos. Si atendemos a los datos registrados en las pruebas de esfuerzo realizadas a estos tres ciclistas, vemos que el rendimiento de Amstrong (5,6 W/Kg) sería menor que el de Froome (6,25 W/Kg) e Induráin (6,2 W/Kg). Sin embargo, atendiendo a los wattios estimados en competición como en la subida al Alpe d´Huez, vemos que mientras Induráin cumplía aproximadamente los pronósticos manteniendo una potencia (6,35 W/Kg) equivalente a la encontrada en la prueba de esfuerzo, Amstrong producía de forma sostenida una potencia mucho mayor (6,97 W/kg) que la que fisiológicamente había demostrado que era capaz de mantener. En cuanto a Froome, no se muestran datos de la potencia estimada en el Alpe d´Huez, aunque sí se ha estimado en 6,06 W/Kg la potencia sostenida en otras subidas como La Pierre-Saint-Martin, algo que concuerda con la potencia encontrada en la prueba de esfuerzo realizada en los laboratorios GSK.

Por lo tanto, con estos datos y gracias a los estudios científicos publicados y a las nuevas tecnologías como los medidores de potencia, podríamos llegar a determinar qué ciclista tendría mayores posibilidades de éxito si hubieran competido en la misma época –eliminando el factor dopaje-.


REFERENCIAS

Bell, P., Furber, M. & van someren, K. (2015) Which physiological profile to win the tour de france? A case study. GSK

Coyle, E.F. (2005) Improved muscular efficiency displayed as Tour de France champion matures.Journal of applied physiology. 98(March), pp.2191–2196.

Padilla, S., Mujika, I., Angulo, F. & Goiriena, J.J. (2000) Scientific approach to the 1-h cycling world record: a case study. Journal of applied physiology. 89(4), pp.1522–7.

4 comentarios
  1. zitasport Dice:

    lo de 419w “entre 20-40min” del informe de Esquire no tiene nombre…

    por otra parte, cada vez tengo más claro que estamos apuntando mal. Entre el V02máx y los W no vamos a encontrar la solución, faltan piezas: eficiencia (estimada del 23,5%), falta W´y TAU… con un FTP no se ve nada, Contador tenía 420w en el Tour y pesa menos…

    Responder
  2. Pedro Luis Valenzuela Tallón
    Pedro Luis Valenzuela Tallón Dice:

    Los 419 W corresponden a la intensidad de 4 mmol/l de lactato, que como sabemos es un umbral fijo que no tiene por qué corresponderse con su umbral anaeróbico (dependientes de niveles de glucógeno, etc.). Otras aproximaciones a este umbral de forma más individual (Dmáx…) dan a Froome valores menores de wattios correspondientes a su umbral.

    En cuanto a la variedad de factores que influyen en el rendimiento, estamos totalmente de acuerdo. Los datos mostrados son simplemente “los clásicos” analizados, pero conocer su eficiencia energética y de pedaleo y otras variables como las que nombras nos ayudarían a establecer un perfil mucho más completo.

    Esperamos que, aunque estamos de acuerdo en qué podrían ser más completos, os haya parecido interesante esta entrada. Un abrazo.

    Responder
    • zitaSport Dice:

      El artículo me ha parecido interesantísimo, como siempre, no me malinterpreteis…

      es el test de Froome lo que me parece un “timo”… hay ciclistas profesionales que suben todas sus etapas y muchos entrenamientos a STRAVA de forma pública (Ten Dam, Gesink y muchos más) y luego otros, como Pinot, que ha publicado 6 años de datos de vatios.

      Froome ha publicado datos que solo justifican su argumento: “el motor estaba allí todo el tiempo” pero que no aclaran nada, de hecho, y de esto sabéis mucho más vosotros, después de dos test incrementales, uno submáximo y otro máximo, lo lógico sería hacer algunos constantes, a potencia estable pero superior en cada test para ver MLSS, vamos, que con uno a 400, otro a 420 y otro a 440 tienes de sobra ¿que opinais?

      una abrazo y enhorabuena!!! perdón si me expresé mal

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *