DOPING FECAL: ¿EL FUTURO DEL RENDIMIENTO?

La microbiota intestinal (entendida como el conjunto de bacterias que viven en el intestino) ha cobrado un papel fundamental en los últimos años por su relación con numerosas patologías, principalmente las metabólicas e inflamatorias. De hecho, el trasplante fecal de personas sanas se ha mostrado como una estrategia potencialmente eficaz para el tratamiento de algunas de estas patologías caracterizadas por una “disbiosis” (alteración) de la microbiota [1].

Aunque la importancia de la microbiota para la salud ya ha sido ampliamente evidenciada, hasta el momento no existía evidencia de sus efectos en el rendimiento deportivo. Bajo este contexto, un estudio reciente publicado en la prestigiosa revista Nature Medicine [2] trató de analizar si la microbiota podría ejercer también alguna influencia en el rendimiento de corredores que participaron en el maratón de Boston. Para ello, recogieron muestras de la microbiota de los corredores desde la semana antes del maratón hasta la semana posterior, y los resultados mostraron una mayor cantidad de Veillonella (una bacteria de la microbiota intestinal que es capaz de metabolizar el lactato convirtiéndolo en propionato) tras el maratón.

Por otro lado, los investigadores trataron de analizar si esta bacteria podría tener algún efecto en el rendimiento usando un modelo animal. Tras inocular en ratones una bacteria control que no es capaz de metabolizar lactato (Lactobacillus bulgaricus gavage) o la bacteria Veillonella directamente obtenida de los corredores tras el maratón, los autores observaron que los ratones fueron capaces de correr durante un mayor tiempo (13% de media) hasta la extenuación cuando presentaban la bacteria Veillonella. Además, los resultados mostraron que la infusión intrarrectal de propionato (pero no la infusión de lactato) mejoró también el rendimiento en ratones de forma similar a la observada en los ratones que presentaban la bacteria Veillonella, lo que sugiere que la conversión de lactato a propionato es uno de los mecanismos principales mediante el cual esta bacteria mejora el rendimiento.

En resumen, en estos complejos experimentos los autores observaron que el ejercicio es capaz de modular la microbiota intestinal, favoreciendo por ejemplo la aparición de bacterias encargadas de metabolizar el lactato. Además, se demostró también que la microbiota tiene un papel fundamental en el rendimiento deportivo (al menos, en ratones). Una nueva línea de investigación se abre ahora en el campo del rendimiento. ¿Puede ser el trasplante fecal una estrategia efectiva para mejorar el rendimiento en deportistas?


Referencias

  1. Kelly CP. Fecal microbiota transplantation – An old therapy comes of age. N. Engl. J. Med. 2013;368:474–5.
  2. Scheiman J, Luber JM, Chavkin TA, MacDonald T, Tung A, Pham LD, et al. Meta-omics analysis of elite athletes identifies a performance-enhancing microbe that functions via lactate metabolism. Nat. Med. [Internet]. Springer US; 2019;25:1104–9. Available from: http://dx.doi.org/10.1038/s41591-019-0485-4

Artículos relacionados

  • Carmody RN, Baggish AL. Working out the bugs: microbial modulation of athletic performance. Nat. Metab. [Internet]. Springer US; 2019;1:658–9. Available from: http://dx.doi.org/10.1038/s42255-019-0092-1
  • Turpin-Nolan SM, Joyner MJ, Febbraio MA. Can microbes increase exercise performance in athletes? Nat. Rev. Endocrinol. [Internet]. Springer US; 2019;15:629–30. Available from: http://dx.doi.org/10.1038/s41574-019-0250-2
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *