EL EJERCICIO FÍSICO AERÓBICO AUMENTA LA NEUROGÉNESIS EN EL HIPOCAMPO ADULTO (EN RATAS)

El ejercicio aeróbico, como por ejemplo correr, tiene efectos positivos en la estructura y funcionalidad del cerebro, aumentando los procesos de neurogénesis (proceso por el cual se generan nuevas neuronas a partir de células madre y células progenitoras) en el hipocampo adulto (NHA) y los mecanismo de aprendizaje. Sin embargo, no está tan claro si el ejercicio interválico de alta intensidad (HIIT) y el ejercicio de fuerza producen los mismos efectos sobre el NHA.

Además, la variación genética individual en respuesta al ejercicio físico probablemente desempeñe un rol clave en los efectos derivados del ejercicio en el NHA. Un grupo de investigación liderado por el Dr. Koch1 creó un modelo (genético) de dos poblaciones de ratas en función de la magnitud en las respuestas físicas, fisiológicas y metabólicas al ejercicio:

  • Ratas con baja respuesta (LRT): tras 8 semanas de entrenamiento físico disminuyen la distancia recorrida (de 620 a 555 m) en una prueba de esfuerzo máxima en cinta. Los marcadores cardiorrespiratorios también disminuyen, además de empeorar la angiogénesis en músculo esquelético.
  • Ratas con alta respuesta (HRT): en esas mismas 8 semanas de entrenamiento aumentan (de 646 a 869 m ) la distancia recorrida en una prueba de esfuerzo máxima, así como la función cardiaca, VO2max y marcadores de salud cardiorrespiratoria.

En base a todo ello, se llevó a cabo un segundo estudio 2 en el que se comparaban los efectos de diferentes tipos de ejercicio sobre la neurogénesis en estas dos poblaciones de ratas. A estas dos poblaciones se les dividió en 3 grupos: Sedentario, HIIT, y Aeróbico.

En comparación con las ratas sedentarias, la mayor tasa de creación de neuronas se observó en las ratas HRT que hicieron ejercicio aeróbico, mientras aquellas que llevaron a cabo HIIT no tuvieron mejoras significativas sobre NHA. En otro experimento dentro de este segundo estudio, la neurogénesis fue mayor en los dos tipos de rata que siguieron un entrenamiento de resistencia aeróbica con respecto a aquellas que realizaron entrenamiento de fuerza. Además, el entrenamiento de fuerza no tuvo efectos sobre la proliferación, maduración y supervivencia de neuronas del hipocampo.

Estos resultados sugieren que el ejercicio aeróbico es el más efectivo para aumentar la neurogéneis, especialmente si va acompañado de una predisposición genética que responda bien al ejercicio. Ello puede abrir nuevas (y esperanzadoras) vías en el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer, así como herramientas que pueden utilizar profesores y padres para mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje de los niños. El ejercicio se convierte así en una aliado imprescindible con el que los niños pueden aprender mejor y más rápido.


REFERENCIAS

  1. Koch, L. G., Pollott, G. E. & Britton, S. L. Selectively bred rat model system for low and high response to exercise training. Physiol. Genomics 45, 606–14 (2013).
  2. Nokia, M. S. et al. Physical exercise increases adult hippocampal neurogenesis in male rats provided it is aerobic and sustained. J. Physiol. 594, 1855–73 (2016).
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *