EL PODER DE LA VIBRACIÓN PARA PREVENIR LA ATROFIA MUSCULAR

Como ya hemos dejado claro en anteriores entradas, creemos esencial que el sistema sanitario preste la atención necesaria para evitar la atrofia muscular que se produce en aquellos pacientes sometidos a procesos de inmovilización, ya sea por estar encamados durante la recuperación de una enfermedad aguda, como en el periodo perioperatorio o por la inmovilización de un miembro tras una lesión. Para ello, no sólo deben reducirse al máximo estos periodos sino que además el personal sanitario debe conocer los posibles efectos beneficiosos de distintas estrategias tanto farmacológicas como no farmacológicas (especialmente nutricionales y físicas o de ejercicio).

Con el fin de establecer nuevos métodos de prevención y tratamiento de la atrofia muscular, un grupo de investigación (Kaneguchi et al. 2014) analizó los posibles efectos beneficiosos de dos estrategias físicas como son la vibración y la carga de peso. Para ello, utilizaron un modelo animal (rata) al que sometieron a una inmovilización de los miembros traseros durante dos semanas. Los animales fueron divididos en cuatro grupos: un grupo control, que no fue inmovilizado, y tres grupos que sí lo fueron. De estos tres grupos inmovilizados, uno no recibió tratamiento, otro recibió un estímulo vibratorio 20 minutos diarios y al otro grupo de animales esos 20 minutos diarios les permitieron apoyar la pata.

Tras las 2 semanas de inmovilización todos los grupos disminuyeron la masa muscular, el área de las fibras musculares y la densidad capilar con respecto al grupo control. Sin embargo, el grupo al que se le permitió apoyar la pierna y el que fue sometido a vibración perdieron menos masa que el grupo que no recibió tratamiento, sin diferencias entre ambos métodos. Además, aunque todos los grupos perdieron densidad capilar con respecto al grupo control, el grupo de vibración lo hizo en menor medida que el grupo que no recibió tratamiento, no encontrando diferencias para esta variable entre el grupo al que se le permitió apoyar las patas 20 minutos al día y el que no recibió tratamiento.

fissac _ vibración atrofia muscular

Fig. 1. La vibración no sólo es útil para las personas inmovilizadas sino también para aquellas con dificultad para realizar ejercicio físico, como las de la tercera edad .

Periodos de vibración intermitente son capaces de evocar contracciones musculares a través de la activación de los reflejos de estiramiento, no necesitando activación voluntaria y, por tanto, siendo idónea para personas mayores o aquellas poblaciones con imposibilidad de realizar ejercicio voluntario. Durante periodos de inmovilización el músculo carece de estímulos angiogénicos (que favorecen el crecimiento de capilares) como la hipoxia o el estrés mecánico que se da con la contracción muscular. Además, no solo se reducen los factores angiogénicos (como VEGF) sino que otros factores anti-angiogénicos se pueden ver aumentados en estos procesos (como CD36, que puede favorecer la apoptosis de las células endoteliales). Por ello, el aumento de flujo sanguíneo y las contracciones musculares involuntarias evocadas por la vibración suponen un estímulo mecánico en los vasos sanguíneos que favorece la angiogénesis.

Estos resultados nos muestran que es posible reducir en cierto modo las devastadoras consecuencias de los procesos de inmovilización. El personal sanitario debe conocer aquellas estrategias tanto nutricionales (creatina, HMB, antioxidantes, suplementación con proteína…) como físicas (electroestimulación, vibración, restricción de flujo sanguíneo, contracción voluntaria…) que pueden ser útiles para aminorar estos efectos, y aplicar en sus pacientes de forma individualizada la que consideren óptima atendiendo a sus características y posibilidades.


REFERENCIA

Kaneguchi, A. et al., 2014. Intermittent whole-body vibration attenuates a reduction in the number of the capillaries in unloaded rat skeletal muscle. BMC musculoskeletal disorders, 15(1), p.315. Available at: http://www.scopus.com/inward/record.url?eid=2-s2.0-84908403424&partnerID=tZOtx3y1.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *