EL RESULTADO DE 5 DÍAS DE INACTIVIDAD SOBRE LA FUNCIÓN Y MASA MUSCULAR

La recuperación de una lesión o de una enfermedad a menudo exige un periodo de inmovilización local o de todo el cuerpo que lleva a una pérdida muy rápida de masa muscular, lo cual se asocia además con una reducción de la capacidad funcional, de la sensibilidad a la insulina y del metabolismo basal. Por lo tanto, la atrofia muscular tiene una gran relevancia clínica.

Pongamos un caso como ejemplo: una persona de 75 años es ingresada en un hospital por un problema metabólico. Le dan el alta a los 15 días tras hacerle un exhaustivo seguimiento de sus parámetros fisiológicos y con el tratamiento bajo el brazo. Pero hay un “pequeño” problema, tras 15 días en cama y con una gran atrofia muscular esta persona abandona el hospital en silla de ruedas. De entrar por su propio pie y ser independiente a salir en silla de ruedas y depender de un familiar.

Es por ello que un grupo de investigación holandés desarrolló un estudio [1] bajo la hipótesis de que periodos cortos de inmovilización sucesivos juegan un papel importante en el desarrollo de la sarcopenia. Evaluaron el impacto de 5 días de inmovilización sobre las tasas de síntesis proteica así como el destino metabólico de la proteína ingerida.

Midieron el área de sección transversal del cuádriceps en 20 sujetos jóvenes sanos antes y después de los cinco días de inmovilización. Además, realizaron infusiones intravenosas de fenilalanina y leucina combinadas con la toma oral de 25 gramos de leucina y fenilalanina (trazados isotópicamente) para evaluar la tasa proteica de la pierna movilizada y de la inmovilizada.

La sección transversal del cuádriceps de la pierna inmovilizada descendió un 3.9±0.6 %. Además, la síntesis proteica después de comer se redujo en un 53%, si comparamos ambas piernas.

En conclusión, 5 días de inactividad serían suficientes para reducir la síntesis proteica en el músculo, induciendo además una resistencia anabólica a la toma de proteínas. Es fundamental por ello desarrollar estrategias que estimulen la síntesis proteica lo antes posible, en un esfuerzo por preservar tanto la función como la masa muscular.

Debemos valorar la frecuencia de entrenamiento si nuestro objetivo es mantener o incrementar la masa muscular. Y sobre todo cuestionar los protocolos hospitalarios que mantienen postrados en cama a pacientes (sobre todo mayores) provocando un deterioro funcional alarmante.


REFERENCIAS

[1]      B. T. Wall, M. L. Dirks, T. Snijders, J.-W. van Dijk, M. Fritisch, L. B. Verdijk, and L. J. C. van Loon, “Short-term muscle disuse lowers myofibrillar protein synthesis rates and induces anabolic resistance to protein ingestion.,” Am. J. Physiol. Endocrinol. Metab., p. ajpendo.00227.2015, Nov. 2015.

2 comentarios
    • Adrián Castillo García
      Adrián Castillo García Dice:

      Gracias Cristina. He leído el artículo y la verdad que todos los avances que vayan encaminados a preservar la funcionalidad del paciente serán de gran ayuda para la rehabilitación.

      Gracias por leernos.
      Un abrazo

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *