¿ES RECOMENDABLE EL EJERCICIO FÍSICO DURANTE EL EMBARAZO? DIABETES GESTACIONAL

El embarazo está comúnmente asociado a numerosas comorbilidades, como pueden ser el dolor de espalda por los cambios posturales o la debilidad del suelo pélvico con las consiguientes pérdidas de orina.

Una de las patologías que pueden surgir con el embarazo es la diabetes mellitus gestacional, la cual puede tener consecuencias tanto en la madre como en el feto. Las mujeres con diabetes gestacional están en mayor riesgo de sufrir diabetes tipo II tras el parto además de una ganancia excesiva de peso. Por otro lado, el parto de estas mujeres tiene una mayor probabilidad de ser por cesárea, y su hijo tendrá un riesgo incrementado de nacer con macrosomía además de mayor tendencia a sufrir obesidad y diabetes.

En el estudio de los españoles Barakat y cols (1) trataron de investigar si un plan de ejercicio físico realizado entre la semana 10 y el final del embarazo reducía el riesgo de diabetes gestacional así como de las comorbilidades asociadas a la madre y al hijo (ganancia de peso de la madre, peso del feto, riesgo de macrosomía y probabilidad de parto por cesárea).

Para ello, 510 mujeres fueron asignadas de forma aleatoria a un grupo control que siguió las recomendaciones tradicionales o a un grupo de ejercicio planificado durante el embarazo. Las mujeres de este último grupo realizaron tres sesiones semanales que incluían ejercicios de movilidad articular y fuerza (con bandas elásticas y pesas de 3 kg), ejercicios para el fortalecimiento del suelo pélvico, así como baile para trabajar en mayor medida el sistema cardiovascular.

Los resultados muestran que el ejercicio durante el embarazo disminuyó significativamente el riesgo de que el feto sufriese macrosomía (peso > 4 kg) y el número de partos por cesárea. Además, las mujeres del grupo que realizó ejercicio aumentaron su peso corporal significativamente menos que el grupo control, sin diferencias en el peso de los recién nacidos o en el tiempo de embarazo. Por último, el ejercicio supuso que las mujeres de este grupo obtuviesen mejores valores en el test de tolerancia a la glucosa realizado y un menor riesgo de diabetes gestacional atendiendo al protocolo de medición expuesto por la OMS.

fissac _ diabetes gestacional y ejercicio

Figura 1. El ejercicio físico durante el embarazo reduce el riesgo de macrosomía fetal así como el número de partos por cesárea.

Como vemos, el ejercicio físico bien planificado y controlado es una herramienta eficaz durante el embarazo que puede disminuir el riesgo de sufrir una patología tan importante como es la diabetes gestacional, disminuyendo por tanto co-morbilidades tanto para la madre (ganancia de peso, diabetes tipo II) como para el hijo (macrosomía, obesidad, diabetes) así como el riesgo de parto por cesárea.

Por ello, creemos conveniente que las mujeres embarazadas y el personal sanitario sean conscientes de la gran importancia de realizar ejercicio físico durante este periodo, viendo así mejoradas numerosas patologías –dolores por deficiencias posturales, diabetes gestacional, hipertensión, etc.- y en general su calidad de vida y la de su hijo.


REFERENCIAS

  1. Barakat R, Pelaez M, Lopez C, Lucia A, Ruiz JR. Exercise during pregnancy and gestational diabetes-related adverse effects: a randomised controlled trial. Br J Sports Med. 2013;47(10):1–7.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *