GASTO ENERGÉTICO DURANTE LAS RELACIONES SEXUALES ¿EJERCICIO DE ALTA INTENSIDAD?

Las relaciones sexuales son uno de los tipos de actividad física más comúnmente realizados por la población adulta, teniendo éstas una gran influencia en la calidad de vida de las personas tanto a nivel físico como mental.

Debido a la naturaleza de esta actividad, son escasos los estudios que han analizado la respuesta fisiológica durante el acto sexual. Sin embargo, conocer cómo responde el organismo ante esta situación puede ser útil tanto para realizar posibles consejos a determinadas poblaciones (por ejemplo personas con problemas cardíacos) como para dilucidar si las relaciones sexuales previas a una competición suponen una actividad excesivamente fatigante que pueda limitar el rendimiento en la misma.

En un estudio realizado en el 2013 en Canadá 1 se analizó el gasto cardíaco durante el acto sexual en 21 parejas jóvenes mediante el uso de pulseras de actividad, y se comparó la respuesta de los sujetos con el gasto energético producido al correr durante 30 minutos en un tapiz rodante al 65% de la frecuencia cardíaca máxima, lo cual es considerado una actividad de intensidad moderada . Las parejas debían registrar su actividad en un encuentro sexual por semana durante cuatro semanas, y posteriormente rellenar un cuestionario en el cual se evaluaban aspectos como el esfuerzo percibido o el grado de satisfacción.

La duración media del acto sexual fue de 24,7 ± 12,2 minutos, con un gasto energético absoluto de 101 ± 52 kcal en hombres y de 69,1 ± 25,6 kcal en mujeres, coincidiendo estos valores con la percepción del esfuerzo que tuvieron los sujetos. Respecto al gasto energético durante la media hora de carrera en tapiz, los hombres consumieron un total de 276 ± 68 kcal mientras que las mujeres 213 ± 64,3 kcal, lo cual supone aproximadamente tres veces el consumo producido durante el acto sexual. Sin embargo, es importante mencionar que se obtuvieron mayores valores absolutos en encuentros sexuales de algunos sujetos varones (306 kcal) que en la media de los tests en tapiz (276 kcal). El 98% de los participantes valoró la actividad sexual como más placentera que los 30 minutos de carrera.

fissac _ gasto energético sexo

Figura 2. Diferencias en el gasto energético entre hombres y mujeres. SA= Actividad sexual; Perceived SA= Gasto energético percibido de forma subjetiva; Treadmill= Gasto en los 30 minutos de carrera.

Por lo tanto, en base a estos resultados, podemos concluir que las relaciones sexuales suponen una actividad física con una intensidad media-ligera, suponiendo de media un tercio del gasto energético observado ante 30 minutos de carrera moderada. Estas respuestas deben ser tenidas en cuenta por los profesionales de la salud a la hora de atender a cualquier tipo de población, en especial aquellas con problemas cardiovasculares, ya que la inclusión de relaciones sexuales puede suponer un aumento del gasto energético de una forma más placentera que la carrera o la marcha.

Por otro lado, estos datos apoyan la idea de que tener encuentros sexuales el día previo a una competición no suponen de forma general una actividad fatigante que pueda condicionar el rendimiento a nivel físico, aunque habría que tener en cuenta otros factores como las consecuencias en el nivel de alerta o la agresividad.


AREFERENCIAS

  1. Frappier, J., Toupin, I., Levy, J. J., Aubertin-Leheudre, M. & Karelis, A. D. Energy Expenditure during Sexual Activity in Young Healthy Couples. PLoS One 8, 1–8 (2013).
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *