LOS PELIGROSOS EFECTOS DE LA REDUCCIÓN DE ACTIVIDAD FÍSICA EN LAS PERSONAS MAYORES

La reducción de la actividad física es algo habitual durante distintos procesos como enfermedades o lesiones. De hecho, en muchos casos esta reducción es prescrita por el personal sanitario con el fin de acelerar la recuperación. Sin embargo, y aunque en muchos casos pueda ser necesario que el paciente esté en cama o que reduzca al máximo su actividad física durante esos días, es importante conocer también los posibles efectos negativos que estas estrategias provocan.

Con el fin de conocer cuáles son los efectos de estos periodos de reducción de la actividad física en personas mayores, posiblemente aquellas más susceptibles a estos periodos de inmovilización, un grupo de investigadores evaluó a 10 sujetos (66-75 años) que redujeron su actividad habitual (>3500 pasos/día) hasta menos de 1500 pasos diarios (76% de reducción de media) durante 14 días.

Los investigadores encontraron que durante esas dos semanas el gasto energético se redujo en un 14%, y aunque no hubo cambios en el peso corporal, el porcentaje de grasa aumentó en un 7.4% y la masa muscular disminuyó en un 3.9%. Además, se observó una mayor resistencia a la insulina y una mayor resistencia anabólica tras la ingesta de proteica, y aumentaron marcadores inflamatorios como TNFα y la proteína C-Reactiva.

fissac _ enfermedad reducción de actividad física

Fig. 1. En la medida de lo posible se debe evitar la reducción de actividad física que normalmente se da durante procesos de hospitalización o enfermedad.

Aunque son conocidos los efectos negativos de periodos de desuso más extremos como el reposo en cama o la inmovilización de un miembro, este estudio es especialmente llamativo por mostrar importantes efectos adversos tras un periodo de desuso mucho más ligero y común en nuestra sociedad  como es la reducción de la actividad física diaria.

Un hecho tan simple como puede ser que las personas mayores reduzcan el número de pasos diarios -sea por hospitalización, enfermedad o cualquier otra causa- puede ser el comienzo de una importante degeneración funcional y metabólica difícilmente reversible. Por ello, el personal sanitario y la población en general debemos ser conscientes de estos importantes efectos adversos, tratando de reducir al máximo posible este tipo de situaciones y, en casos en los que sea inevitable, aplicar estrategias nutricionales (proteína, creatina, HMB, etc.) y físicas (electro-estimulación, vibración, contracción isométrica voluntaria, etc.) para evitarlos.


REFERENCIA

Breen, L., Stokes, K. A., Churchward-Venne, T. A., Moore, D. R., Baker, S. K., Smith, K., . . . Phillips, S. M. (2013). Two weeks of reduced activity decreases leg lean mass and induces “anabolic resistance” of myofibrillar protein synthesis in healthy elderly. J Clin Endocrinol Metab, 98(6), 2604-2612. doi:10.1210/jc.2013-1502

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *