Entradas

EFECTO DEL ENTRENAMIENTO EN LA PÉRDIDA DE TEJIDO ADIPOSO CARDIACO

La obesidad aumenta la acumulación de grasa en órganos como el corazón o el hígado, incrementándose el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Un estudio publicado en la prestigiosa revista JAMA Cardiology, comparó los efectos del entrenamiento en la pérdida de grasa del corazón en 50 sujetos sedentarios con obesidad.

REFERENCIA

  • Christensen, R. H., Wedell-Neergaard, A. S., Lehrskov, L. L., Legaard, G. E., Dorph, E., Larsen, M. K., … & Ball, M. (2019). Effect of aerobic and resistance exercise on cardiac adipose tissues: secondary analyses from a randomized clinical trial. JAMA cardiology, 4(8), 778-787.

EL PROYECTO SUB 6 HORAS, ¿QUÉ ES Y POR QUÉ ES IMPORTANTE?

La esperanza de vida crece de forma exponencial, y los considerados “mayores” son el sector de la población que más rápido aumenta. Este cambio demográfico va asociado a una mayor incidencia de comorbilidades como la fragilidad (entendida como un excesivo deterioro físico y cognitivo que conlleva una pérdida de independencia), la cual afecta a una de cada dos personas mayores de 85 años y que limita en gran medida la calidad de vida (1). Es por lo tanto prioritario preservar la forma física (comúnmente evaluada mediante el consumo máximo de oxígeno [VO2max]) para evitar el deterioro funcional asociado a la edad.

En este sentido, numerosas hazañas deportivas nos muestran que es posible mantener una buena forma física hasta la más avanzada edad, como el caso de Hiromu Inada, quien a los 86 años fue capaz de terminar un Ironman (una de las pruebas de resistencia más duras que existen). Sin embargo, pese a estas hazañas deportivas conseguidas por personas de avanzada edad, el principal foco mediático sigue puesto en los jóvenes. Uno de los casos más sonados es el proyecto “Breaking2”, en el cuál se trata de romper la barrera de las 2 horas en el Maratón (con el keniata Eliud Kipchoge estando muy cerca de cumplirlo, habiendo completado el Maratón de Berlín en 2 horas y 1 minuto). En nuestra opinión, como comentamos en un artículo recientemente publicado en Age and Ageing junto a los investigadores Nicola Maffiuletti, Alejandro Lucia y Romuald Lepers (2), romper los límites del rendimiento físico a edades más avanzadas debería de recibir tanta atención mediática como lo hace en jóvenes deportistas de élite.

Existen casos como el del ciclista francés Robert Merchand, quien con más de 100 años mostraba un VO2max de 35 ml/kg/min – un valor frecuente entre personas con menos de la mitad de años – (3). Según estimaciones basadas enfórmulas físicas y fisiológicas, una persona con este VO2max podría llegar a correr un maratón en…¡menos de 6 horas! 2 horas menos que el ya sorprendente tiempo conseguido por el británico de origen indio Fauja Singh, quien con más de 100 años corrió el maratón en 8 horas 11 minutos.

 

Figura. Se estima que una persona de 100 años con un VO2max de 35 ml/kg/min podría completar un maratón en 5 horas y 55 minutos, frente al actual récord de 8 horas y 11 minutos.

 

Así, estas estimaciones no quieren decir que el “proyecto sub-6 horas” sea factible, pero sí muestran que todavía quedan muchos récords por romper entre las personas mayores, y buscan animar a esta población a tratar de mantener una elevada forma física a cualquier edad y a tratar siempre de batir sus propios récords.

 


REFERENCIAS

(1) Clegg A, Young J, Iliffe S, Olde Rikkert M, Rockwood K. Frailty in elderly people. Lancet 2013; 381: 752–62.
(2) Valenzuela PL, Maffiuletti NA, Lucia A, Lepers R. The sub 6-h project. Age and Ageing 2019; In press.
(3) Billat V, Dhonneur G, Mille-Hamard L et al. Maximal oxygen consumption and performance in a centenarian cyclist. J Appl Physiol 2017; 122: 430–4.

VÍAS MTOR O AMPK DURANTE EL ENTRENAMIENTO

Los estímulos inducidos por el ejercicio (estrés mecánico y metabólico producido por la actividad contráctil y la liberación de moléculas de señalización sistémica y local) activan vías de señalización intracelular específicas (mTOR y AMPK) que inducen diferentes adaptaciones agudas y crónicas al entrenamiento. La estimulación de las vías de señalización depende de las variables utilizadas durante el programa de entrenamiento (intensidad, volumen, descanso, frecuencia, etc).

EJERCICIO FÍSICO Y RENDIMIENTO ACADÉMICO, ¿QUÉ DEBERÍAN HACER LOS NIÑOS EN ÉPOCA DE EXÁMENES?

De pequeño, como casi todos los niños, jugué al fútbol y fui a natación. Mi deporte fue y sigue siendo el karate, y es verdad que cuando era niño y llegaba la época de exámenes lo primero que hacía era dejar los entrenamientos y dedicarme a estudiar. Creo que es norma general que cuando los niños tienen muchos deberes y exámenes el ejercicio se deja de lado. Lo primero que les quitan los padres es algo que más tarde se ha demostrado que es determinante en el desarrollo de la inteligencia de los niños. Tardé pero me di cuenta. El que fue mi profesor de karate, Óscar Martínez de Quel, siempre lo decía, quien practique deporte rendirá más en los estudios. No le faltaba razón. Mientras compaginaba sus estudios en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y de Psicología, entrenaba en el CAR de Madrid. Dos veces campeón del mundo, campeón de Europa, y además doctor en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, psicólogo, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y entrenador del CAR. Demostraba que se puede compaginar una carrera universitaria con una carrera deportiva, y además con brillantez.

fissac _ óscar martínez de quel

Imagen 1. Óscar Martínez en una conferencia.

¿Y si de verdad el ejercicio físico ayuda a mejorar los resultados académicos?

Cada día hay más evidencia que demuestra los beneficios del ejercicio en aspectos cognitivos además de en el propio desarrollo del cerebro. En un estudio1 publicado en PLoS ONE se exploró y comparó la estructura del cerebro de niños de 9 y 10 años de edad, y cómo la capacidad aeróbica y el grosor cortical se relaciona con el rendimiento académico.

Los investigadores demostraron que los niños con mayor consumo máximo de oxígeno (VO2max)  mostraron un descenso del grosor de la materia gris en la corteza frontal superior, en el lóbulo temporal superior y en la corteza occipital lateral, logrando mejores resultados académicos en comparación con los niños con peor capacidad aeróbica (<30 percentil de VO2 máx).

Por otra parte, una corteza gris más fina en la zona anterior y frontal superior se asoció con un rendimiento matemático superior. En conjunto, estos datos se suman a los ya sabidos en los que el ejercicio físico juega un papel decisivo en el desarrollo cerebral, de manera que aquellos niños que lo practiquen tendrán más posibilidades de obtener mejores calificaciones en los estudios.

Al final, Óscar tenía razón.


REFERENCIA

  • Chaddock-Heyman, L., Erickson, K. I., Kienzler, C., King, M., Pontifex, M. B., Raine, L. B., … & Kramer, A. F. (2015). The Role of Aerobic Fitness in Cortical Thickness and Mathematics Achievement in Preadolescent Children. PloS one, 10(8), e0134115.

¿MEJORA EL RENDIMIENTO EN CARRERA CON EL ENTRENAMIENTO DE LOS MÚSCULOS RESPIRATORIOS?

El rendimiento deportivo se ve afectado negativamente por las limitaciones en el sistema respiratorio, especialmente a altas intensidades, por el aumento en el trabajo de esta musculatura. Así, la fatiga de los músculos respiratorios, inspiratorios y espiratorios, no sólo disminuirá la capacidad de ventilar correctamente sino que también incrementará la actividad nerviosa simpática muscular de las extremidades produciendo una reducción del flujo sanguíneo hacia los músculos periféricos.

Sin embargo, existe cierta controversia sobre los beneficios del entrenamiento de los músculos respiratorios sobre el rendimiento ya que algunos estudios han registrado mejoras del 50% o más, mientras que otros no las han obtenido.

En este caso, se llevó a cabo un estudio (1) entre 20 ciclistas experimentados, los cuales fueron asignados a 3 grupos:

  • Grupo de ejercicio: realizó entrenamiento de los músculos respiratorios durante 4 semanas, 20 sesiones de 45’.
  • Grupo placebo: realizó entrenamiento simulado de los músculos respiratorios durante 4 semanas, 20 sesiones de 5’.
  • Grupo control: no hizo entrenamiento de la musculatura respiratoria.

Una vez finalizado el periodo de entrenamiento, se evaluó la función pulmonar y la fuerza de los músculos respiratorios a través de las presiones inspiratoria y espiratoria máximas mientras que, para valorar la resistencia, se analizó la máxima capacidad ventilatoria sostenible (SVC). Por último, se determinó el consumo máximo de oxígeno (VO2máx) mediante una prueba de esfuerzo en cicloergómetro.

Tras las 4 semanas de entrenamiento, el grupo de ejercicio incrementó la resistencia de los músculos respiratorios, representada por la SVC, en un 12% (Fig. 1). Sin embargo, la fuerza de esta musculatura no varió, demostrando que el protocolo seguido mejoró específicamente la resistencia de los músculos respiratorios.

fissac _ capacidad pulmonar pulmones rendimiento carrera

Figura 1. Análisis de la máxima capacidad ventilatoria sostenible antes del entrenamiento (Pre), después de dos semanas (Mid) y a las 4 semanas (Post) en los 3 grupos. RMET: grupo que realizó entrenamiento de músculos respiratorios; P: grupo que realizó entrenamiento simulado; C: grupo que no realizó este entrenamiento (1).

Además se mejoró el rendimiento para pruebas de contrarreloj de aproximadamente 40 minutos en un 4,7% (9 de los 10 sujetos del grupo de ejercicio mejoraron este parámetro), siendo esta mejora estadísticamente significativa con respecto a los valores obtenidos por los otros dos grupos.

De igual manera, tanto la ventilación pulmonar como el VO2máx fueron significativamente mayores después de las 4 semanas en el grupo de ejercicio mientras que se mantuvieron sin cambios en los grupos placebo y de control.

Por tanto, dada la evidencia existente sobre la mejora de la capacidad de resistencia de los músculos respiratorios con este tipo de ejercicio, y en base a los resultados obtenidos, parece quedar demostrada la importancia de la inclusión del entrenamiento de los músculos respiratorios en la planificación general del entrenamiento de los ciclistas y de los deportistas en general.


REFERENCIA

  1. Holm, P., Sattler, A., & Fregosi, R. F. (2004). Endurance training of respiratory muscles improves cycling performance in fit young cyclists. BMC Physiology, 4(1), 1.

MARATÓN EN MENOS DE 2 HORAS. OBJETIVO 1:59:59. ¿CUÁNDO Y QUIÉN?

El actual récord del mundo de maratón es de 2:02:57, marca que hizo el keniata Dennis Kimetto en Berlín. Este récord es 17 minutos menor que el registrado en la década de los 50. Exceptuando los tiempos de los 70, los récords han bajado entre 1-5 minutos por década desde 1960 cuando los africanos entraron en la competición internacional. Las mejoras vistas desde 1980 se han visto favorecidas por el incremento de los premios económicos y por la posibilidad de ganarse la vida con el running.La figura 1 muestra las marcas históricas de la maratón y la proyección que se hace en base a los tiempos registrados desde 1960, la cual predice que se bajará de las dos horas en 12-13 años, asumiendo una reducción de 20 segundos por año. Si se tienen en cuenta los tiempos registrados desde 1980 se marca la brecha de las 2 horas en 25 años, a razón de 10 segundos por año.

fissac _ tiempos maratón

Figura 1. Progresión de los tiempos de maratón desde 1920 [1].

Los determinantes fisiológicos que determinan el rendimiento son el VO2max, el umbral del lactato y la economía de carrera. Los maratonianos de la élite tienen valores cercanos a 70-85 ml/kg/min de consumo de oxígeno. Estos atletas pueden mantener velocidades cercanas al 85-90% del VO2max durante una hora. Sin embargo, encontrar valores extraordinarios de consumo de oxígeno y de economía de carrera en la misma persona es muy extraño. Los atletas del este de África no tienen particularmente valores excepcionales de VO2max o de umbral de lactato, pero sí presentan una excelente economía de carrera. El clásico estudio de Pollock [2] muestra como los corredores de élite de maratón tienen menores valores de VO2max y mejores datos de economía de carrera que los atletas de distancias más cortas. Sobre estos datos, aquel que rompa la barrera de las 2 horas tendrá una excepcional economía de carrera, la cual proporciona dos importantes ventajas fisiológicas. Primero, el gasto energético será menor y la depleción de glucógeno se retrasará. En segundo lugar, la producción de calor será también menor, reduciendo el estrés térmico.

¿Y cómo será el que baje de las 2 horas en la maratón?

41 de los 50 hombres que han corrido más rápido una maratón son keniatas o etíopes. De los 30 corredores que han corrido los 10.000 en menos de 27 minutos tenían una estatura media de 170 cm y un peso de 56 kg, lo que muestra que una favorable relación peso- área de superficie corporal puede tener un efecto en la disminución del estrés metabólico durante ejercicio intenso prolongado.

Además, la mayoría de estos atletas han estado expuestos a altitud y han hecho mucha actividad física desde temprana edad, lo que puede provocar adaptaciones pulmonares que reducen la incidencia de la desaturación arterial de oxígeno en ejercicio de muy alta intensidad.

Estas cuestiones son de difícil estudio, ya que son pequeñas diferencias las que determinan el éxito o el fracaso. El ser humano es una máquina casi perfecta cuyo límite es difícil de predecir. Las 2 horas es un reto extraordinario que seguro en un futuro es derribado, dejando de nuevo constancia de que hay pocas cosas imposibles si se trabaja con un objetivo desde la humildad, la abnegación y la perseverancia. Y la genética.