Entradas

ENTRENAMIENTO DE FUERZA Y DEPORTES DE RESISTENCIA

El entrenamiento de fuerza bien planificado en deportes de resistencia puede reducir el riesgo de lesión hasta un 50%, además de mejorar variables relacionadas con el rendimiento como la fuerza máxima o la economía de carrera.


REFERENCIA

  • Lauersen, J. B., Bertelsen, D. M., & Andersen, L. B. (2014). The effectiveness of exercise interventions to prevent sports injuries: a systematic review and meta-analysis of randomised controlled trials. Br J Sports Med, 48(11), 871-877.
  • Berryman, N., Mujika, I., Arvisais, D., Roubeix, M., Binet, C., & Bosquet, L. (2018). Strength training for middle-and long-distance performance: a meta-analysis. International journal of sports physiology and performance, 13(1), 57-64.

PARA TUS HUESOS, MEJOR CORRER QUE NADAR O MONTAR EN BICI

Ya hemos comentado en innumerables ocasiones los beneficios del ejercicio físico para la salud. Sin embargo, existe una mayor controversia con respecto a los beneficios que aporta a nivel de la densidad mineral ósea (DMO). Por ejemplo, un meta-análisis publicado en la prestigiosa revista BMC Medicine (Nikander et al., 2010) y que incluyó un total de 10 estudios controlados concluyó que, mientras que el ejercicio aumenta la DMO en niños en etapa pre-puberal, en general no induce estos efectos en otras etapas de la vida (es decir, personas adolescentes, adultas o mayores).

Dicha heterogeneidad o controversia podría ser debida en parte al tipo de ejercicio analizado. En un reciente estudio (Andersen et al., 2018) los autores analizaron la DMO a un grupo de corredores y ciclistas y observaron que estos últimos, pese a realizar un mayor volumen de entrenamiento (500 vs 900 horas al año, respectivamente), presentaban una menor DMO total y específica a nivel lumbar y del cuello femoral. De hecho, mientras que en el grupo de corredores todos tenían una densidad mineral óptima, la mitad de los ciclistas presentaban una baja densidad mineral.

Estos resultados están en línea con otros publicados anteriormente. Por ejemplo, un estudio (Duncan et al., 2002) que incluyó a ciclistas, nadadores, corredores, triatletas y un grupo control que no hacía ejercicio (15 sujetos por grupo) observó que los corredores presentaban una mayor DMO en distintas partes del cuerpo en comparación con los que practicaban deportes en los que no hay impacto, es decir, nadadores y ciclistas. De hecho, sólo los corredores (y no los otros grupos, independientemente del deporte practicado) presentaban una mayor DMO que los controles.

Por lo tanto, el ejercicio físico no tiene por qué ser necesariamente beneficioso para la salud ósea. Los estímulos mecánicos producidos con los impactos que ocurren en cada apoyo mientras corremos o saltamos activan una serie de señales osteogénicas (es decir, de crecimiento óseo) que hacen que nuestros huesos se fortalezcan. Por ello, aunque deportes en los que no hay dichos impactos como son la natación y el ciclismo pueden ser beneficiosos en otros aspectos, incluido a nivel articular, en el caso de la DMO será recomendable incluir progresivamente ejercicios con impacto.


REFERENCIAS

  • Andersen, O. K., Clarsen, B., Garthe, I., Mørland, M., and Stensrud, T. (2018). Bone health in elite Norwegian endurance cyclists and runners: A cross-sectional study. BMJ Open Sport Exerc. Med. 4, 1–7. doi:10.1136/bmjsem-2018-000449.
  • Duncan, C. S., Blimkie, C. J. R., Howman-Giles, R., Briody, J. N., COWELL, C. T., and BURKE, S. T. (2002). Bone mineral density in adolescent female athletes: relationship to exercise type and muscle strength. Med. Sci. Sports Exerc. 34, 286–294. doi:10.1097/00005768-200202000-00017.
  • Nikander, R., Sievänen, H., Uusi-Rasi, K., Heinonen, A., Kannus, P., and Daly, R. M. (2010). Targeted exercise against osteoporosis: A systematic review and meta-analysis for optimising bone strength throughout life. BMC Med. 8, 47. doi:10.1186/1741-7015-8-47.

¿ES EL FTP UN SUSTITUTO VÁLIDO DEL UMBRAL DE LACTATO?

Un estudio realizado por miembros de Fissac relaciona el FTP con el umbral láctico, uno de los marcadores mas populares en los deportes de resistencia.

Los resultados muestran que el FTP puede ser una forma práctica de evaluar dicho umbral. No obstante, la precisión  depende del nivel de los deportistas, de manera que para estimar el umbral en los ciclistas de mayor nivel restaremos un 5% a la potencia media obtenida en un test de 20 minutos, mientras que para los menos entrenados no será necesario.

¿ES POSIBLE QUE FROOME DIESE POSITIVO SIN HABERSE DOPADO?

En la Vuelta a España del año pasado, una muestra de orina del ciclista británico Chris Froome dio positivo en Salbutamol al presentar una concentración mayor de lo permitido por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). El caso ha estado en los tribunales durante varios meses, y fue resuelto pocos días antes de empezar el Tour de Francia de este año: la Unión Ciclista Internacional decidió que Froome era inocente. La decisión ha creado una gran discusión tanto a nivel deportivo como judicial, ya que en otros casos muy similares el deportista fue sancionado (por ejemplo, los ciclistas Alessandro Petacchi y Diego Ulissi). Además, el equipo de Froome no ha hecho pública su defensa, lo que añade aún más controversia al asunto.

La primera pregunta que debemos hacernos es si realmente el Salbutamol puede tener efectos ergogénicos. En este sentido, un meta-análisis que incluyó 26 estudios y 403 participantes concluyó que, aunque los inhaladores de Beta-2 agonistas (como el salbutamol) parecen no aportar beneficios en el rendimiento, su administración de forma sistémica (ej., vía venosa) sí podría mejorar el rendimiento [1]. Además, el salbutamol podría tener un efecto anabólico, lo que facilitaría la recuperación muscular tras el ejercicio intenso [2,3].

Por lo tanto, el salbutamol podría ser considerado ayuda ergogénica, ¿pero puede dar alguien positivo sin haber incumplido las normas? De acuerdo con la AMA, una concentración de Salbutamol en orina mayor de 1000 ng/mL supone que el deportista ha inhalado más de lo permitido (aproximadamente 8 inhalaciones en 12 horas, o 16 en 24 horas) o que lo ha administrado de forma sistémica, lo cual está prohibido. Sin embargo, algunos estudios han mostrado que la combinación de ejercicio y deshidratación (algo común en una etapa ciclista) aumenta el riesgo de sobrepasar el límite permitido por la AMA en orina pese a haber inhalado las dosis permitidas [4,5]. De forma similar, un estudio reciente [6]muestra usando un modelo farmacocinético como, dependiendo de las características de absorción y aclaramiento de Salbutamol en sangre, una persona que inhala las dosis permitidas podría llegar a dar positivo. De hecho, de 1000 sujetos virtuales en los que se probó esta hipótesis, un 15% dieron positivo pese a haber cumplido las normas.

Por lo tanto, y sin posicionarnos a favor o en contra de ninguna de las partes, a nivel fisiológico sí parece posible dar positivo en Salbutamol aun cumpliendo la normativa, es decir, inhalando las dosis permitidas.

Este texto pertenece al artículo Valenzuela et al. (2018) Free to Breathe Hard in the Tour. Lancet. 392 (10153): 1114-115: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(18)31866-X/fulltext

REFERENCIAS

1. Pluim BM, de Hon O, Staal JB, et al.β2-Agonists and Physical Performance. A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Sport Med2011;41:39–57. doi:10.2165/11537540-000000000-00000

2. Martineau L, Horan MA, Rothwell NJ, et al.Muscling in on salbutamol. Lancet1992;340:1094.

3. Von Bueren AO, Ma R, Schlumpf M, et al.Salbutamol exhibits androgenic activity in vitro. Br J Sports Med2007;41:874–8. doi:10.1136/bjsm.2007.035162

4. Haase CB, Backer V, Kalsen A, et al.The influence of exercise and dehydration on the urine concentrations of salbutamol after inhaled administration of 1600 µg salbutamol as a single dose in relation to doping analysis. Drug Test Anal2016;8:613–20. doi:10.1002/dta.1828

5. Dickinson J, Hu J, Chester N, et al.Impact of Ethnicity, Gender, and Dehydration on the Urinary Excretion of Inhaled Salbutamol With Respect to Doping Control. Clin J Sport Med2014;24:482–9. doi:10.1097/JSM.0000000000000072

6. Heuberger JAAC, van Dijkman SC, Cohen AF. Futility of current urine salbutamol doping control. Br J Clin Pharmacol2018;May 3. doi:10.1111/bcp.13619

¿PUEDE LA DESHIDRATACIÓN MEJORAR EL RENDIMIENTO?

Hace unos meses fueron muy sonadas las declaraciones del Dr. Roger Palfreeman, médico de los equipos de ciclismo Sky y BMC, en las que decía lo siguiente:

Perdiendo dos kilos en unas horas un día de montaña del Tour, Froome es capaz de ascender el Alpe d’Huez en 47s menos, lo que no es poco teniendo en cuenta que en 2015, por ejemplo, ganó el Tour solo por 72s. Y dos kilos los puede perder mediante una deshidratación controlada, funcional, bebiendo menos de lo que cierta lógica exigiría”.

Para un deportista con un peso de en torno a 69 kg (como muestran los datos obtenidos en el laboratorio GSK en Agosto de 2015) estamos hablando de una pérdida del 2.9%, lo que sobrepasa los límites recomendados por las máximas instituciones de salud y deporte (ej.  Colegio Americano de Medicina del Deporte, ACSM).

En concreto, tradicionalmente se ha propuesto que pérdidas mayores de un 2% supondrán una disminución del rendimiento, además de suponer un riesgo para la salud. Sin embargo, y aunque hay numerosa evidencia apoyando esta afirmación, hay algunos datos interesantes que creemos que deben ser tenidos en cuenta. Curiosamente, en contra de la deshidratación como factor limitante del rendimiento, se ha observado que en deportes de ultra-resistencia (100 km) los deportistas de los primeros puestos son los que han sufrido una mayor deshidratación (o lo que es lo mismo, perdido un mayor peso durante la carrera).

Figura 1. La velocidad media durante una carrera de 100 km se asoció de forma significativa con el peso perdido durante la carrera (deshidratación).

Atendiendo a los datos publicados por el Dr. Asker Jeukendrup en Sport Medicine, una reducción de 3 kg de peso supondría beneficios de entre 1 y 4 minutos en una carrera de 20 km dependiendo de la pendiente (3-12 %) en ciclistas entrenados2. Sin embargo, mientras que por un lado la reducción de peso puede ser biomecánicamente beneficiosa, por otro puede conllevar importantes consecuencias negativas a nivel fisiológico y de rendimiento, como una reducción del VO2max y un mayor estrés renal.

A este respecto, un estudio investigó si los efectos negativos de la deshidratación podrían deberse en parte a la influencia psicológica y no tanto a cambios fisiológicos.3 Para ello, durante una prueba de 20 km en bici a 35º de temperatura, pusieron a un grupo una infusión intravenosa de suero real -manteniendo su masa corporal en estado estable (± 0.5%)- y al otro una infusión intravenosa falsa, lo que supuso que perdieran más de 2% de su peso corporal. Además, para condicionar la percepción de sed a algunos participantes les dejaron que se enjuagasen la boca y a otros no. Curiosamente, los resultados mostraron que, al no saber los participantes si estaban deshidratados o no, la potencia conseguida durante la prueba y el esfuerzo percibido fueron similares entre todas las condiciones. Así, los investigadores concluyeron que pérdidas de hasta 3% no se asocian con una disminución del rendimiento si las variables psicológicas están controladas.

En resumen, existe evidencia que hace tambalear las recomendaciones de evitar pérdidas de más de un 2% del peso corporal si el objetivo es el rendimiento deportivo. No obstante, estas estrategias pueden conllevar un importante estrés fisiológico sobre todo a nivel renal. El objetivo de Fissac es mantener a los lectores actualizados sobre los últimos hallazgos en fisiología del ejercicio, lo cual no quiere decir que apoyemos este tipo de estrategias (especialmente si no son controladas por especialistas). Instamos a todos nuestros lectores a mantener una adecuada hidratación antes, durante y después del ejercicio, a ser posible guiados por un experto en nutrición.


REFERENCIAS

  1. Rüst CA, Knechtle B, Knechtle P, Wirth A, Rosemann T. Body mass change and ultraendurance performance. A decrease in body mass is associated with an increased running speed in male 100-km ultramarathoners. J strength Cond Res. 2012;26(6).
  2. Jeukendrup AE, Martin J. Improving cycling performance: how should we spend our time and money. Sport Med. 2001;31(7):559-569. doi:10.2165/00007256-200131070-00009.
  3. Cheung SS, Mcgarr GW, Mallette MM, et al. Separate and combined effects of dehydration and thirst sensation on exercise performance in the heat. Scand J Med Sci Sport. 2015;25(S1):104-111. doi:10.1111/sms.12343.

UNA DE LAS ARMAS SECRETAS DE FROOME: EXTRAORDINARIO RENDIMIENTO EN CONDICIONES DE CALOR Y HUMEDAD

Un ganador de 4 Tours de Francia como Chris Froome posee unas características físicas, fisiológicas y psicológicas que hacen de él un deportista extraordinario. En artículos anteriores ya hemos tratado la evolución de su perfil fisiológico, pero en un estudio publicado reciente [1] se compararon parámetros de rendimiento alcanzados en dos pruebas de esfuerzo realizadas en dos situaciones de estrés diferentes; una en condiciones ambientales normales (20 ° C, 40%) y otra en unas condiciones de calor y humedad (30 ° C, 60% [HH]).

El VO2max alcanzado fue de 5.91 L·min−1 (84 mL·kg−1·min−1) y el Pico de Potencia Máximo de 525 W. El porcentaje de grasa corporal fue del 9,5%, mientras que la masa grasa total, la masa magra y el contenido mineral óseo fueron de 6,7, 61,5 y 2,8 kg, respectivamente. El GE (Gross Efficiency) fue del 23% en condiciones normales y del 23,6% en condiciones de calor y humedad. Este dato es el ratio del trabajo externo realizado comparado con la energía total expedida, lo que muestra cuanto trabajo puede producir el deportista en relación a cuanta energía total utilizó. Además, la potencia desarrollada a una concentración de 4 mmol·L−1 fue mayor también en estas condiciones, 429.6 vs 419.0 W. Ello no hace sino ratificar el extraordinario rendimiento en condiciones de calor y humedad.

El perfil aeróbico y los valores alcanzados de potencia se encuentran entre los más altos conseguidos por ciclistas profesionales. Además, cabe destacar que Froome registró valores extraordinariamente altos tanto de VO2max como de GE, lo cual es poco común en ciclistas de élite, pudiendo ser un factor determinante en su éxito deportivo. A ello hay que sumar el rendimiento registrado en condiciones de calor y humedad, lo que sugiere que el ciclista posee una capacidad termorreguladora muy eficaz. Este estudio da luz a las características fisiológicas máximas que puede alcanzar un ciclista campeón de una gran vuelta, mostrando valores que pueden servir como referencia para poder alcanzar el éxito a este nivel.


REFERENCIA

[1]      P. G. BELL, M. J. W. FURBER, K. A. VAN SOMEREN, A. ANTÓN-SOLANAS, and J. SWART, “The Physiological Profile of a Multiple Tour de France Winning Cyclist,” Med. Sci. Sport. Exerc., vol. 49, no. 1, pp. 115–123, Jan. 2017.

LAS SERIES CORTAS PRODUCEN MAYORES BENEFICIOS QUE LAS SERIES LARGAS EN CICLISTAS

En deportes de resistencia como el ciclismo, el VO2max y el perfil de potencia son valores trascendentales para el rendimiento en competición. El objetivo del entrenamiento debe ser incrementar estos datos con el fin de mejorar las prestaciones del deportista. Si bien es verdad que el entrenamiento de alta intensidad (HIT) se ha erigido en una herramienta fundamental en la preparación de los deportes de resistencia, ¿qué tipo de series son las que producen mayores adaptaciones al entrenamiento?

El grupo de investigación liderado por el doctor Rønnestad llevó a cabo un estudio [1] en el que buscaban comparar el efecto de 10 semanas combinando entrenamiento de baja intensidad con Intervalos Cortos (SI; n = 9) o con Intervalos Largos (LI; n = 7) en ciclistas. Las sesiones de HIIT se realizaron 2 días a la semana.

El grupo SI llevó a cabo 3 series de 13 repeticiones de 30’’ con 15’’ de recuperación entre cada una de ellas, descansando 3′ entre cada serie. Esquema: 3x(13×30”/15”)/3´

El grupo LI realizó 4 series de 5 minutos con descansos de 2 minutos y medio. Esquema: 4×5’/2’30’’.

Por lo tanto, en cada sesión, el grupo SI hacía 19’5 minutos de ejercicio con 9 minutos de descanso, mientras que el grupo LI hacía 20 minutos de trabajo con 7,5 minutos de descanso.

Antes de llevar a cabo el programa de entrenamiento no se encontraron diferencias entre grupos. Al finalizar las 10 semanas, el grupo SI consiguió un mayor incremento del VO2max que el grupo LI (8.7%±5.0% vs 2.6%±5.2%).

El tamaño del efecto (ES, el cual refleja la fuerza entre el cambio experimentado tras la intervención en relación al tipo de entrenamiento en este caso) reveló mayores beneficios del entrenamiento SI frente al LI (el rango ES 0.86– 1.54) sobre la producción de potencia en los test de 30 segundos all-out, 5 minutos all-out y 40 minutos all-out.

Estos resultados sugieren que el protocolo de HIT de intervalos cortos induce mayores adaptaciones al entrenamiento que el HIT de intervalos largos sobre el perfil de potencia (tanto baja como alta), así como sobre el incremento del VO2max.


REFERENCIA

[1]     B. R. Rønnestad, J. Hansen, G. Vegge, E. Tønnessen, and G. Slettaløkken, “Short intervals induce superior training adaptations compared with long intervals in cyclists – An effort-matched approach,” Scand. J. Med. Sci. Sports, vol. 25, no. 2, pp. 143–151, Apr. 2015.

TÉCNICA EN CICLISMO ¿CUÁL ES LA TÉCNICA DE PEDALEO CORRECTA?

La técnica es uno de los componentes principales del rendimiento en cualquier deporte. Su importancia no se limita a los deportes de equipo, en la que es quizá más visible o conocida, sino que se extiende a los deportes individuales siendo uno de los pilares fundamentales en los que está sustentado el entrenamiento de, por ejemplo, nadadores o corredores, siendo uno de los deportes en los que menos se conoce la importancia de la técnica el ciclismo.

Cada vez de forma más habitual los ciclistas utilizan los vatios para entrenar y valorar su estado de forma, comparando la potencia que pueden ejercer con la de otros ciclistas para ver si son competitivos. Sin embargo, debemos ser conscientes de que el rendimiento en ciclismo no se ciñe sólo a ser capaz de mover una gran cantidad de vatios absolutos o a una alta relación vatios/peso corporal, sino que otros factores como la aerodinámica o la técnica de pedaleo influirán en la eficiencia del ciclista, es decir, en cómo esas fuerzas generadas en el pedal se transforman en movimiento.

fissac _técnica ciclismo 1

fissac _ técnica ciclismo

Fig. 1. Representación de la eficacia y la eficiencia de diferentes técnicas de pedaleo (la preferida por los ciclistas, circular, tirando del pedal o empujando). Tirar del pedal fue la que suponía mayor eficacia mecánica pero también menor eficiencia, aumentando el gasto energético.

Tradicionalmente se ha defendido que la técnica de pedaleo correcta era la circular, es decir, aquella en la que el ciclista ejerce fuerzas tanto descendentes (pisando el pedal) como ascendentes (tirando del pedal gracias a las calas), evitando así los puntos muertos y mejorando el rendimiento. Con el fin de determinar la técnica de pedaleo correcta, un grupo de investigación [1] evaluó a ciclistas pedaleando de 4 formas distintas (redondo, traccionando del pedal, empujando o la preferida por los sujetos). Estos autores encontraron que cuando los ciclistas tiraban del pedal eran más eficaces (la potencia generada era mejor aprovechada), pero también perdían eficiencia requiriendo un mayor gasto energético. Debemos ser conscientes de que estos autores sólo analizaron a los ciclistas durante 6 minutos y a una potencia no individualizada (200W). Sin embargo, los resultados son interesantes pues dejan entrever la importancia de una correcta técnica de pedaleo en el rendimiento deportivo.

Una correcta técnica de pedaleo será necesaria por un lado para prevenir lesiones, pero también para sacar todo el provecho posible a las fuerzas ejercidas en los pedales. La técnica de pedaleo correcta será aquella en la que el pico de fuerza se da en el punto de máximo aprovechamiento tangencial, es decir, cuando el pedal se encuentra a 90º o lo más cerca posible. Además, para buscar la mayor eficiencia -lo cual será beneficioso en disciplinas de larga duración como el triatlón- deberán aprovechar la inercia generada tras ese pico buscando relajar la musculatura para no producir un gasto energético innecesario, no ejerciendo tampoco fuerzas en el sentido ascendente que tienden a sobrecargar la musculatura flexora de la cadera y la zona lumbar.

Debido a que muchos ciclistas “sobreutilizan” los flexores de rodilla y cadera, un buen ejercicio para modificar la técnica de pedaleo puede ser eliminar los pedales automáticos durante un periodo de la temporada, forzando al ciclista a empujar el pedal. Sin embargo, si nuestro objetivo es realizar un esfuerzo corto en el que buscamos la máxima eficacia sin importar el gasto energético, la técnica de pedaleo en la que se ejercen fuerzas ascendentes en el pedal puede llegar a ser beneficiosa.


REFERENCIA

  1. Korff T, Romer LM, Mayhew I, Martin JC (2007) Effect of pedaling technique on mechanical effectiveness and efficiency in cyclists. Med Sci Sports Exerc 39:991–995. doi: 10.1249/mss.0b013e318043a235

FORMAS NATURALES Y LEGALES DE MEJORAR EL RENDIMIENTO: CAFEÍNA Y ZUMO DE REMOLACHA

En el ámbito competitivo, tanto a nivel profesional como amateur, los deportistas tratan de mejorar su rendimiento siguiendo diversas estrategias, ya sean psicológicas, mecánicas, nutricionales, farmacológicas, etc. El hecho de que estas estrategias, principalmente las farmacológicas, estén limitadas por la normativa –como por ejemplo el reglamento antidopaje-, hace a los deportistas buscar formas naturales, legales y aceptadas en competición de mejorar sus resultados, basándose a menudo en creencias más que en fundamentos científicos.

Unas de las ayudas ergogénicas más buscadas por los deportistas son las nutricionales, realizando modificaciones en su dieta como eliminar gluten o lactosa, reducir la ingesta de carbohidratos de alto índice glucémico, o ingerir diversos alimentos con la idea de que mejorarán su rendimiento. Algunos de estos alimentos que los deportistas toman comúnmente con el fin de mejorar su rendimiento son la cafeína y la remolacha. La cafeína afecta principalmente al sistema nervioso central, pudiendo mejorar factores relacionados con el mismo como los tiempos de reacción. Por otro lado, se ha propuesto que la remolacha, debido a su alto contenido en nitratos, podría mejorar la función muscular mediante un aumento de la eficiencia energética de la contracción.

Lane y cols(1), ante la hipótesis de que la toma de ambos compuestos de forma conjunta –cafeína, que mejoraría la función del sistema nervioso central; y remolacha, que produce mejoras a nivel periférico- produciría mayores mejoras en el rendimiento que la ingesta de ambos por separado, realizaron un estudio en el que evaluaron el efecto de la toma por separado o conjunta de cafeína y zumo de remolacha en el rendimiento en una contrarreloj de ciclismo.

Los sujetos de este estudio, 12 hombres y 12 mujeres que competían en ciclismo o triatlón, realizaron en 4 ocasiones separadas por una semana los 40 km de ciclismo que supone una contrarreloj. En cada ocasión se asignó a los sujetos, de forma aleatoria, a un grupo experimental, pudiendo ingerir de forma previa al test de ciclismo cafeína (CAFF), zumo de remolacha (BJ), ambos (CAFF+BJ) o servir como grupo control (CONT).

Los resultados mostraron que la cafeína tuvo un efecto importante en el rendimiento, mejorando la potencia media un 3,5% en los dos grupos que ingirieron cafeína (CAFF y CAFF+BJ) con respecto al grupo control. Por otro lado, el zumo de remolacha no demostró producir mejoras en el rendimiento por sí sólo ni en conjunto con la cafeína, pues no hubo diferencias entre los grupos CAFF+BJ y CAFF. En cuanto al tiempo para completar la contrarreloj, los hombres de los dos grupos que ingirieron cafeína lo redujeron en un 1,3% mientras que las mujeres lo hicieron en un 0,9% en el grupo CAFF+BJ y 1,6% en el grupo CAFF.

fissac _ café y rendimiento

Figura 1. Potencia media combinada para hombres y mujeres. CAFF+BJ: Cafeína y zumo de remolacha; CAFF: Cafeína; BJ: Zumo de remolacha; CONT: Control.

Por lo tanto, vemos cómo existen numerosas estrategias a seguir que pueden mejorar nuestro rendimiento de forma legal y natural. En este caso, la ingesta de cafeína de forma previa a la competición (3mg/kg de masa corporal) se muestra como una forma eficaz de obtener mejores resultados en competición mientras que el zumo de remolacha, en las condiciones de este estudio, no. En nuestra opinión, es necesario acudir a la literatura científica para llevar a cabo estrategias que tengan un fundamento científico, sin embargo, como ya hemos comentado en anteriores entradas, en muchas ocasiones el poder sugestivo de la mente puede hacer que mejoremos nuestro rendimiento en gran medida, por lo que no hay que ceñirse exclusivamente a los estudios científicos sino también a la experiencia y preferencia personal.


REFERENCIAS

  1. Lane S, Hawley J, Desbrow B, Jones AM, Blackwell JR. Single and combined effects of beetroot juice and caffeine supplementation on cycling time trial performance. Appl Physiol Nutr Metab. 2014;(39):1050–1.