Entradas

REMODELACIÓN CARDIACA POR EJERCICIO

El ejercicio induce una serie de adaptaciones fisiológicas que tienen como objetivo satisfacer las necesidades energéticas y hemodinámicas del organismo durante el mismo. 

El corazón de los deportistas presenta un ventrículo izquierdo mayor que el de las personas sedentarias, lo que les permite bombear una mayor cantidad de sangre. La estructura cardiaca se adapta por lo tanto a los requerimientos funcionales que necesita cada disciplina. En cambio, el crecimiento patológico asociado a enfermedades como la diabetes o la hipertensión, suele estar relacionado con disfunción cardiaca.


REFERENCIA

  • Wilson, M. G., Ellison, G. M., & Cable, N. T. (2016). Basic science behind the cardiovascular benefits of exercise. Br J Sports Med, 50(2), 93-99.

LOS DEPORTES DE RESISTENCIA PROVOCAN CAMBIOS EN EL CORAZÓN, PERO, ¿TODOS POR IGUAL?

El ejercicio provoca una serie de cambios estructurales y funcionales en el corazón relacionados con la disciplina deportiva practicada. Estas adaptaciones predominan en los deportes de resistencia (ES), en los que el aporte de oxígeno a los músculos implicados se realiza a través del metabolismo aeróbico. El término deporte de resistencia (ES) se utiliza para caracterizar a cualquier tipo de ejercicio que requiera mantener un alto rendimiento cardiaco durante un tiempo prolongado. Sin embargo, la cantidad de estrés cardiaco isotónico (volumen) e isométrico (presión) varía en entre las disciplinas de resistencia.

En un estudio de la Asociación Americana de Ecocardiografía, se comparó la remodelación cardiaca asociada a dos deportes de resistencia. Se estudiaron a 40 corredores de larga distancia (alto estrés isotónico, bajo estrés isométrico) y a 40 remeros (alto estrés isotónico, alto estrés isométrico), donde se comparó tras 3 meses de entrenamiento del deporte específico con ecografía de alta resolución con técnica en dos dimensiones de speckle tracking.

Los resultados mostraron en los remeros un ventrículo izquierdo dilatado (VI), alto volumen y elevada masa del VI (es decir, hipertrofia excéntrica del VI), mientras que los corredores mostraron un VI con masa normal (corredores, 88 ± 11 g/m2; remeros, 108 ± 13 g/m2; P < .001) a pesar de tener un volumen relativamente más grande (corredores, 101 ± 10 mL/m2; remeros, 89 ± 13 mL/m2; P < .001), en consonancia con una remodelación del VI. Un incremento de la masa del VI se asocia con incremento del llenado temprano diastólico, lo que indica que la función diastólica es dependiente de la masa. La dilatación del ventrículo derecho fue de similar magnitud y la función sistólica del VI fue similar en ambos grupos.

Las adaptaciones cardiacas difieren por lo tanto según el deporte de resistencia. Se requiere un mayor estudio para determinar los mecanismos adaptativos y desarrollar valores normativos según la disciplina y evaluar además el uso terapéutico de estas adaptaciones entre los pacientes con enfermedades cardiovasculares comunes.


REFERENCIA

Endurance Exercise-Induced Cardiac Remodeling: Not All Sports Are Created Equal. Journal of the American Society of Echocardiography. Available at: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26361851 [Accessed September 10, 2015].