Entradas

LA OBESIDAD Y UNA BAJA FORMA FÍSICA DURANTE LA ADOLESCENCIA PUEDEN DETERMINAR TU FUTURO

Además de los ya conocidos efectos deletéreos de la obesidad infantil a largo plazo sobre la salud, un estudio publicado en una de las revistas médicas con mayor prestigio a nivel internacional, Annals of Internal Medicine, y en el que ha participado el Dr. Francisco B. Ortega, de la Universidad de Granada, ha concluido que los adolescentes con obesidad, con una baja capacidad cardiorrespiratoria o con una combinación de ambas tienen un mayor riesgo de tener en el futuro una jubilación temprana debida a una enfermedad incapacitante (1). El estudio fue llevado a cabo en más de un millón de adolescentes varones (16-19 años) a los que se siguió durante una media de 28 años.

Además, otro de los resultados a destacar es que tener una buena capacidad cardiorrespiratoria durante la adolescencia, independientemente del índice de masa corporal, se asoció con un menor riesgo de jubilación temprana por enfermedad incapacitante. Es decir, adolescentes obesos con una buena forma física tuvieron un menor riesgo de discapacidad en el futuro que los adolescentes con normopeso, pero con una baja condición física.

Por tanto, estos hallazgos tienen importantes implicaciones para la salud pública, ya que apoyan la importancia de una buena condición física y un peso corporal saludable durante la adolescencia para prevenir posteriores enfermedades crónicas. Asimismo, de los resultados extraídos podemos inferir que estar en buena forma física desde etapas tempranas puede ser tan o incluso más importante para la salud futura como mantener un peso saludable.


REFERENCIA

  • Henriksson, P., Henriksson, H., Tynelius, P., Berglind, D., Löf, M., Lee, I. M., … & Ortega, F. B. (2019). Fitness and Body Mass Index During Adolescence and Disability Later in Life: A Cohort Study. Annals of Internal Medicine, 170(4), 230-239.

IMPORTANCIA DE LA RESPUESTA HORMONAL AL EJERCICIO DE FUERZA PARA EL TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD EN NIÑOS

Durante la infancia, el ejercicio físico es considerado un estímulo fundamental al provocar respuestas adaptativas positivas para un crecimiento y una salud normales, siendo muchas de estas adaptaciones reguladas por las hormonas liberadas durante o después del ejercicio.

El ejercicio de fuerza en niños y adolescentes promueve beneficios como una mejora de la composición corporal, de la fuerza y la potencia muscular, de la capacidad cardiovascular, del perfil metabólico y de la salud mental, entre otros.

La obesidad y el sobrepeso, las cuales afectan al 9,6% y al 18,3%, respectivamente, de los 5.495 menores de edad (entre 0 y 14 años) analizados para la Encuesta Nacional de Salud (2012), producen alteraciones sobre la función del sistema endocrino. En adultos, por ejemplo, se ha constatado que la obesidad altera las respuestas hormonales secundarias al ejercicio de fuerza (1,2), mientras que en niños existe poca información al respecto.

Por ello, investigadores de la California State University (3) analizaron los cambios hormonales en respuesta a una sesión de ejercicio de fuerza de baja-moderada intensidad en niños (de 9 años aproximadamente) delgados (porcentaje de grasa inferior al percentil 85) y obesos (porcentaje de grasa superior al percentil 95) así como en adultos delgados (23 años y porcentaje de grasa inferior al 25%). Se extrajeron muestras de sangre al inicio de la sesión, inmediatamente después y a los 15’ y 60’ post-ejercicio.

Se halló un mayor incremento en la noradrenalina en los adultos debido probablemente a la implicación de una mayor masa muscular, mientras que los niños obesos presentaron un mayor aumento que los delgados. A pesar de que los niños obesos y los delgados tienen similar masa muscular, esta mayor presencia de noradrenalina observada en los niños obesos podría deberse a una mayor activación de músculos accesorios. En cuanto a la respuesta de la adrenalina al ejercicio, no se hallaron diferencias entre adultos y niños sugiriendo, en base a una similar frecuencia cardíaca y percepción subjetiva del esfuerzo alcanzadas, una análoga intensidad relativa en los 3 grupos.

Se dio un aumento en la hormona del crecimiento (GH) en respuesta al ejercicio en los 3 grupos. Sin embargo, el incremento de GH fue menor que en estudios previos (4), lo que podría deberse a una insuficiente intensidad del ejercicio. No obstante, las concentraciones alcanzadas de GH fueron comparables a pequeñas dosis de GH recombinante (forma sintética de la GH) utilizadas en los niños (5). Además, la adiposidad fue el único factor que afectó la liberación de la GH, alcanzándose las menores concentraciones en los niños obesos.

También se observó un pequeño incremento en la concentración del factor de crecimiento similar a la insulina-1 (IGF-1) en los 3 grupos. El aumento en IGF-1 tanto en niños como en adultos era esperable al ser la IGF-1 liberada durante la contracción del músculo esquelético.

Por tanto, observamos algunas diferencias en la respuesta hormonal entre los adultos y los niños, probablemente relacionadas con la activación de la masa muscular implicada, como en el caso de la norepinefrina, y entre obesos y delgados, como ocurre con la GH y la norepinefrina nuevamente. Ya que la GH es vital para que los niños alcancen una composición corporal y estatura normales, estos resultados acentúan la importancia de la prevención y tratamiento de la obesidad infantil a partir de la combinación de un adecuado programa de ejercicio físico, tanto aeróbico como de fuerza, y control nutricional.


REFERENCIAS

  1. Chatzinikolaou, A., Fatouros, I., Petridou, A., Jamurtas, A., Avloniti, A., Douroudos, I., … & Mitrakou, A. (2008). Adipose tissue lipolysis is upregulated in lean and obese men during acute resistance exercise. Diabetes Care, 31(7), 1397-1399.
  2. Ormsbee, M. J., Choi, M. D., Medlin, J. K., Geyer, G. H., Trantham, L. H., Dubis, G. S., & Hickner, R. C. (2009). Regulation of fat metabolism during resistance exercise in sedentary lean and obese men. Journal of Applied Physiology, 106(5), 1529-1537.
  3. Rubin, D. A., Castner, D. M., Pham, H., Ng, J., Adams, E., & Judelson, D. A. (2014). Hormonal and Metabolic Responses to a Resistance Exercise Protocol in Lean Children, Obese Children, and Lean Adults. Pediatric exercise science, 26(4).
  4. Pullinen, T., Mero, A., MacDonald, E., Pakarinen, A., & Komi, P. V. (1998). Plasma catecholamine and serum testosterone responses to four units of resistance exercise in young and adult male athletes. European journal of applied physiology and occupational physiology, 77(5), 413-420.
  5. Veldhuis, J. D., Roemmich, J. N., Richmond, E. J., Rogol, A. D., Lovejoy, J. C., Sheffield-Moore, M., … & Bowers, C. Y. (2005). Endocrine control of body composition in infancy, childhood, and puberty. Endocrine Reviews, 26(1), 114-146.